¡Independízate joven!

Antes de tomar la decisión de salirte de la casa de tus padres debes hacer un ejercic

Al culminar una carrera universitaria y conseguir estabilidad económica con un primer empleo, surge el interés de los jóvenes por comenzar una nueva vida fuera de casa e independizarse.

Benjamín Medina de 28 años de edad, vive solo desde hace año y medio, con frecuencia visita la casa de sus padres; sin embargo, fue hasta que su segundo empleo formal le brindó la oportunidad de independizarse.

Ahora él es responsable de todos los pagos e insumos que necesita para sobre vivir, destina parte de su sueldo (30%) a la renta. Además gasta en alimentación, pago de servicios, incluso pudo solicitar un crédito automotriz para comprar su primer auto.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi en el país hay 31 millones 888 mil 601 jóvenes entre 14 y 29 años de edad. La encuesta nacional de juventud 2010 reveló que 56.2% de los jóvenes viven con ambos padres, 15.4% viven con su pareja, y sólo 5.6% viven solos.

Decidir independizarse y volar de casa de sus padres no es una decisión que deba tomar a la ligera, ya que si no se planea y no se administran bien los recursos, este gran paso podrá salir más caro.

Agustín Pérez Méndez, catedrático de la Escuela de Administración y Finanzas de la Universidad Panamericana (UP), explicó que antes de tomar la decisión de salir de casa deberá, como primer paso, armar un presupuesto, "dejar a un lado las ilusiones y ser realistas con lo que se tiene".

Recordó que cualquier situación de libertad conlleva una responsabilidad, por lo que, lo primero que deberá enfrentar será el factor financiero, para ello recomendó poner sobre la mesa sus ingresos y gastos reales.

"Para los jóvenes podrá sonar fácil pero querer independizarse, no es una tarea sencilla, trae consigo gastos ocultos, que muchas veces los cubrían los padres", indicó el catedrático.

Sofía Macías, especialista en Finanzas Personales, recomendó que antes de tomar la decisión de vivir solo, tendrá que registrar durante tres meses los gastos que realiza en el día a día.

En este estudio deberá contemplar el desembolso que realizará en una renta mensual y los gastos de servicios como: luz, agua, limpieza, teléfono, despensa, entre otros.

Con este ejercicio tendrá un estimado (lo más apegado a su realidad) del gasto que tendrá que realizar mes con mes, y así podrá visualizar sí podrá cumplir con sus nuevos compromisos.

Para poder tener independencia no solo basta contemplar el aspecto financiero, Macías explicó que en este proceso deberá adquirir hábitos, que se pasan desapercibidos cuando vive en casa de sus padres, ya que los jóvenes "no están acostumbrados a administrarse", dijo.

"Por falta de organización, los jóvenes que viven solos terminan gastando de más, olvidan pagos mensuales que salen más caros".

Especialistas en finanzas personales mencionaron que para poder solventar gastos imprevistos que surjan en su nuevo hogar, y con ello evitar que regrese corriendo a casa de sus padre, deberá formar un fondo de emergencia.

Para no comenzar una vida con problemas financieros, tenga en cuenta que sus deudas no deben rebasar el 30% de sus ingresos.

Por lo tanto, si decide rentar una propiedad la mensualidad tendría que ser menor a 25%, deberá reservar una parte de sus ingresos para que pueda solventar otros gastos, enfatizó Octavio Novelo, director general de CasaChilanga.com.

Sofía Macías detalló que para alcanzar independencia financiera deberá saber administrar sus tarjetas, mantener un historial crediticio positivo, pagar sus deudas en tiempo y forma, y no endeudarse de más.

Recuerde no atrasarse con ningún pago, ahorrar mínimo 10% de sus ingresos e invertir su capital para que su dinero trabaje a través del tiempo, será una estrategia que le ayudará a incrementar su patrimonio e independizarse, indicó la especialista en Finanzas Personales.

"Los problemas de una tarjeta de crédito mal administrada trae consecuencias mortales en su vida financiera, más si desde joven hace un mal uso de ellas", reiteró el catedrático.

Quedarse en casa trae beneficios

Agustín Pérez Méndez consideró que vivir en casa de los padres también trae ventajas; con sus ingresos laborales podrá solventar sus estudios, acabar una maestría o postgrado. Mencionó que a mediano plazo le ayudará a mejorar sus estabilidad económica.

"La decisión de salirse de casa implica responsabilidad, si no lo planea le saldrá más caro y afectará su patrimonio", dijo Pérez Méndez.