Captan la energía del sol en la alberca de CU

Agencias

El rector de la UNAM, José Narro Robles, inauguró la primera fase de un sistema de calentamiento con casi 500 colectores de energía solar en la alberca olímpica de Ciudad Universitaria, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

Con el fin de aprovechar los recursos naturales, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) instalará también informó de la instalación de cubiertas térmicas autoflotantes para conservar el calor durante el tiempo que no se emplee la nueva tecnología.

En un comunicado, señaló que con el nuevo sistema de calentamiento basado en energía renovable y tecnologías eficientes se reducirán 50 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el anterior sistema.

Narro Robles celebró la aplicación del conocimiento en esas instalaciones que prestan servicio a 12 mil personas por año, quienes acuden por razones recreativas, acondicionamiento físico y para entrenar a los equipos que representan a la UNAM.

En su oportunidad, la titular del Programa Universitario de Medio Ambiente (PUMA) Mireya Imaz, explicó que para calentar el agua de la alberca a 27 grados se requiere una energía equivalente a 74 millones de focos de 100 watts encendidos durante una hora.

El investigador Roberto Best detalló que el sistema completo, concluidas la segunda y tercera fases, operará con mil colectores solares y 24 bombas de calor, con lo que se reducirá en 80 por ciento el consumo de gas LP para dichas instalaciones.

Por otro parte, la UNAM informó que el comité asesor de obras de esa casa de estudios estableció y difundió los criterios en materia de construcción sustentable que serán la guía rectora para las dependencias y entidades universitarias en el diseño y la cimentación de nuevos inmuebles.

Estas nuevas reglas, que podrán ser consultadas en la página web de la institución, también aplican para el mantenimiento y la remodelación de la infraestructura existente, mediante el uso de medidas técnicas, preventivas, correctivas y de seguridad.

Se trata, detalló, del uso de nuevas tecnologías para el aprovechamiento de la energía solar, el diseño de bioclimática adecuada, ahorro de energía, uso sustentable de agua y manejo de residuos en los inmuebles que se construyen.